¿Qué es una oficina de representación?

Una empresa extranjera puede establecerse en España de distintas formas, entre las cuales se encuentra la creación de una oficina de representación para realizar labores auxiliares de la actividad realizada desde el extranjero.

oficina de representaciónDesigned by Freepik.

La sociedad extranjera.

Aunque sea una obviedad una empresa extranjera es, por definición contraria, aquella que no tienen su domicilio en España.

Art. 8 Ley de Sociedades de Capital.

Serán españolas y se regirán por la presente ley todas las sociedades de capital que tengan su domicilio en territorio español, cualquiera que sea el lugar en que se hubieran constituido. 

La implantación de una sociedad extranjera en España.

Pues bien, imaginemos una compañía china cuya actividad es la fabricación y venta de chapas de acero galvanizado. La sociedad tiene su fábrica en China desde donde vende a varios países asiáticos y europeos.

Tras realizar un exhaustivo análisis sobre los diferentes mercados europeos la compañía decide centrarse en el mercado español y se plantea diferentes formulas para implantarse en España:

a) Vender directamente desde China.

La primera opción sería continuar vendiendo sus productos desde China a clientes españoles sin contar con ningún tipo estructura en España.

b) Recurrir a los servicios de un agente.

Otras opción sería contratar un agente en España.

La relación entre la empresa china y el agente español se regulará a través de un contrato de agencia.

El contrato de agencia

c) Constituir una filial.

Si la compañía china busca su máxima implantación en España puede optar por constituir una filial. Es decir, constituir o adquirir una sociedad española de la que será dueña la matriz china.

La principal característica es que esa sociedad filial tendrá personalidad jurídica propia respecto a su matriz china.

Por ejemplo, si la filial alquila una oficina en Barcelona es ésta la que tendrá que suscribir el contrato de arrendamiento y la que estará obligada a abonar mensualmente el alquiler.

A nivel fiscal la sociedad filial española tendrá que tributar como cualquier otra sociedad española.

Una alternativa sería la creación de una Joint Venture con un socio local.

Qué es una Joint Venture

d) Crear una sucursal.

La sucursal es una estructura de la compañía china en España para desarrollar toda o parte de su actividad.

Nuestro derecho interno (a través del Reglamento del Registro Mercantil) define sucursal como:

Todo establecimiento secundario, dotado de representación permanente y de cierta autonomía de gestión, a través del cual se desarrollan, total o parcialmente, las actividades de la sociedad

La sucursal no tiene personalidad jurídica propia respecto a la sociedad china (como sí que sucede con la filial), aunque deberá llevar una contabilidad propia.

En este caso, si se pretende alquilar una oficina en Barcelona, deberá ser la sociedad china la que suscriba el contrato y será la obligada al pago de las rentas.

Desde un punto de vista fiscal la sucursal comportará la obligación de tributar en España por la actividad aquí realizada, debiéndose analizar caso por caso los posibles Convenios para evitar la doble imposición, firmados entre el Reino de España y el país de la sociedad extranjera.

La oficina de representación.

La oficina de representación es una estructura de implantación inferior a la sucursal.

Al igual que sucede con la sucursal, la oficina de representación carece de personalidad jurídica propia respecto a su sociedad matriz, pero se diferencia de la sucursal en el tipo de actividad que puede desarrollar en España.

La oficina de representación únicamente podrá realizar labores auxiliares (como estudios de mercado, labores preparatorias de contratos, etc) pero no la actividad principal de la compañía.

Esto tiene una gran importancia respecto al posible pago de impuestos en España, ya que si las funciones realizadas por la oficina de representación exceden de éstas auxiliares, la Agencia Tributaria interpretará que la compañía extranjera cuenta con un “establecimiento permanente” (una sucursal) y le exigirá tributar en España.

Aqui nuevamente deben estudiarse los Convenios para evitar la doble imposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *