La ley de segunda oportunidad en 9 puntos

1.  ¿QUÉ ES LA SEGUNDA OPORTUNIDAD?

Se trata de una modificación de la Ley Concursal que, bajo el denominado “beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho”, ha posibilitado que un Juez pueda eliminar (“exonerar”) las deudas de una persona.

2. ¿QUIÉNES PUEDEN ACOGERSE?

Cualquier persona física, sea o no empresaria, que cumpla los requisitos que a continuación comentaremos.

Claves LSO

Vector  diseñado por Freepik.

3. ¿QUÉ PASOS HABRÁ DE SEGUIR?

La persona deberá encontrarse en situación de concurso de acreedores, al que puede llegar por 2 vías:

(a) Tras haber intentado previamente, sin éxito, alcanzar un “acuerdo extrajudicial de pago” con sus acreedores.

(b) Tras haber solicitado directamente al Juzgado Mercantil correspondiente que se le declare en concurso.

4. ¿QUÉ REQUISITOS DEBERÁ CUMPLIR LA PERSONA?

1)  Encontrarse en situación de “insolvencia”, es decir que no pueda cumplir con sus obligaciones de pago.

2) Haber “liquidado” en el concurso todo su patrimonio.

3) Ser “deudor de buena fe”.

5. ¿CUÁNDO SE ES DEUDOR DE BUENA FE?

Se entenderá que ha existido buena fe si se cumplen los siguientes supuestos:

1º) Si el concurso no ha sido declarado culpable.

2º) Si el deudor no ha sido condenado por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental o contra los derechos de los trabajadores en los 10 años anteriores.

3º) Si reuniendo los requisitos para ello se ha celebrado o, al menos, intentado celebrar un acuerdo extrajudicial de pagos.

4º) Si se han satisfecho todos los “créditos contra la masa” y “privilegiados” y, de no haberse intentado un acuerdo extrajudicial de pagos, al menos el 25 % de los créditos concursales “ordinarios”.

5º) Alternativamente al número anterior la persona: (i) Acepte someterse a un plan de pagos; (ii) No haya incumplido las obligaciones de colaboración; (iii) No haya obtenido este beneficio dentro de los diez últimos años.(iv) No haya rechazado dentro de los cuatro años anteriores a la declaración de concurso una oferta de empleo adecuada a su capacidad; (v) Acepte de forma expresa, que la obtención de este beneficio se hará constar en la sección especial del Registro Público Concursal por un plazo de cinco años.

6. ¿SE EXONERAN TODAS LAS DEUDAS?

No se exoneran las deudas correspondientes a créditos de derecho público (como Seguridad Social o Hacienda) o por alimentos.

7. ¿QUÉ PASA CON LAS DEUDAS NO EXONERADAS?

Las deudas no exoneradas deberán ser satisfechas antes de que transcurran 5 años, salvo que éstas tuvieran un vencimiento posterior.

El deudor deberá presentar un “plan de pagos” con el límite temporal antes indicado.

8. ¿ES DEFINITIVA ESA EXONERACIÓN?

Es PROVISIONAL pues cualquier acreedor podrán solicitar su “revocación” en los siguientes casos:

(a) Si en los 5 años siguientes a su concesión se constatase la existencia de ingresos, bienes o derechos ocultos.

(b) Si durante el tiempo que dure el plan de pagos: (i) la persona incurriese en alguna de las causas que hubiera impedido su concesión, o (ii) incumpliese la obligación de pago de las deudas no exoneradas, o (iii) mejorase sustancialmente su situación económica por herencia, legado o donación; o juego de suerte, envite o azar, de manera que pueda hacer frente a las deudas

9. ¿Y CUÁNDO SE OBTIENE LA EXONERACIÓN DEFINITIVA?

Para la exoneración definitiva deberá transcurrir un plazo de 5 años, aunque puede solicitarse desde que finalice el plazo previsto en el plan de pagos.

Incluso aunque la persona no hubiera cumplido íntegramente con el plan de pagos, atendiendo a las circunstancias y los importes destinados el Juez podrá acordar la exoneración definitiva.

1 Comment La ley de segunda oportunidad en 9 puntos

  1. Pingback: Otras cuestiones sobre la Segunda Oportunidad | El Blog de J. Raúl Fernández. Abogado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *