Los Jueces de Barcelona unifican criterios sobre la Segunda Oportunidad

El pasado 15 de junio de 2016 los Jueces de lo Mercantil y del Juzgado de Primera Instancia nº. 50 de Barcelona celebraron un seminario para unificar criterios sobre la interpretación del art. 178 bis de la Ley Concursal, que  regula el mecanismo de «exoneración del pasivo insatisfecho», comúnmente conocida cono la «segunda oportunidad».

Desde la entrada en vigor del Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero, que modificó la Ley Concursal, e introdujo la posibilidad de que el Juez pueda exonerar las deudas de una persona física, he escrito varios post tratando de explicar este mecanismo de segunda oportunidad, cuáles son los requisitos para obtener la eliminación de las deudas, qué pasos hay que seguir, etc.

Con todo, es evidente que tratándose de una regulación completamente nueva, serán las resoluciones judiciales, especialmente de los Tribunales Superiores, las que irán dando forma a determinadas cuestiones de la Ley sujetas a varias interpretaciones, como por ejemplo si el famoso crédito público es exonerable o no.

Criterios Jueces

Vector diseñado por Freepik.

A este respecto destaco dos conclusiones alcanzadas por los Jueces:

1)  Sobre la exigencia de la liquidación de los bienes del concursado:

«Se podrá valorar que no sea necesario, para acordar la exoneración, que los bienes y derechos sujetos al pago de créditos con privilegio especial sean objeto de realización siempre y cuando conste que se está atendiendo su pago con cargo a la masa, que se pueden abonar todos los créditos contra la masa y que el valor de la garantía es superior al valor razonable del bien sobre el que está constituido la garantía».

Esto se puede aplicar al supuesto de un préstamo hipotecario sobre la vivienda familiar (principal pasivo de las familias), que el concursado ha continuado abonando (el préstamo contra vivo), y tiene previsión de poder continuar pagándolo, siempre y cuando el valor de la citada garantía (la hipoteca) sea superior al propio valor del bien (el inmueble).

2) Sobre los efectos de la exoneración y el crédito publico:

«Si se cumplen los requisitos previstos en el art. 178 bis 3, número 4º, la exoneración es definitiva y alcanza a todo el pasivo concursal no satisfecho con la masa activa, así como a los créditos ordinarios y subordinados, aunque no hubieran sido comunicados, al no establecer la LC limitación alguna en cuanto a su alcance«.

Es decir, se prevé que los efectos de la exoneración definitiva (en este caso alcanzado por la vía rápida del art. 178 bis 3, número 4º de la LC) alcancen al crédito público.

A igual solución podrá llegarse por la vía del art. 178 bis 3, número 5º (prevista para el supuesto que el concursado no cumpla con los requisitos para la vía anterior). Esta segunda vía consiste en una «exoneración provisional», -donde no se incluirán los créditos de derecho público-, y la posibilidad de alcanzar la «exoneración definitiva» (cumpliendo con los requisitos expresados en el precepto) en la que sí que se incluiría la exoneración del crédito público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *