El concurso consecutivo del deudor no empresario

Las personas físicas en situación de insolvencia que pretendan obtener la exoneración del pasivo insatisfecho (segunda oportunidad), tras haber intentado un acuerdo extrajudicial de pago con sus acreedores sin acuerdo, deberán pasar por un procedimiento judicial de concurso de acreedores.

ConcursoVector de Negocios creado por freepik

Una persona se encuentra en situación de “insolvencia” cuando no puede cumplir regularmente con sus obligaciones exigibles.

Pues bien, el camino de una persona para obtener ese mecanismo de la segunda oportunidad (denominado en la Ley como beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho) comporta por el seguimiento de una serie de pasos, que podemos clasificar en 2 fases.

1) La FASE EXTRAJUDICIAL de intento de acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores.

En el caso de la persona física no empresaria el procedimiento se insta ante Notario.

En esta primera fase se tiene que intentar alcanzar un acuerdo de pago con los acreedores (siempre adaptado a las circunstancias económicas y personales concretas del deudor), lo que en algunos casos permitirá reestructurar la deuda (con reducciones de la misma y establecimiento de un calendario de pago) que eviten tener que acudir al concurso.

El acuerdo extrajudicial de pagos se explica en el siguiente post.

El acuerdo extrajudicial de pagos

2)  La FASE JUDICIAL de concurso de acreedores consecutivo.

En caso de que no se haya podido alcanzar un acuerdo con los acreedores, se iniciará un procedimiento concursal que, en el caso de la persona natural no empresaria, se tramitará por el Juzgado de Primera Instancia correspondiente a su domicilio.

En ese procedimiento el Juez nombrará un Administrador Concursal (normalmente será el mediador designado en la fase extrajudicial), y en el concurso de la persona natural no empresaria, se abrirá directamente con la fase de liquidación.

La fase de liquidación comporta, como su nombre indica, la liquidación de los bienes de la persona en concurso (nos referimos a vehículos, inmuebles, etc), para obtener dinero con el que pagar a los acreedores.

Cuando no existen bienes que liquidar, o su valor no ha sido suficiente para cubrir todas las deudas, entra en juego el “beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho”, correspondiendo al Juez decidir si la concursada cumple con los requisitos exigidos en la Ley Concursal para su concesión.

En este post explico cuáles son los requisitos.

El beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho

Te estas planteando acogerte al procedimiento de segunda oportunidad, contacta conmigo en jraul@quintalegal.com o a través del formulario de Contacto de este Blog

Otros post de este blog sobre la segunda oportunidad.

La ley de segunda oportunidad en 9 puntos

Otras cuestiones sobre la Segunda Oportunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *