Guía jurídica para Startups

Esta semana inicio una sería de posts, a modo de «Guía Jurídica para Startups», en los que trataré de explicar de forma ordenada y sencilla cuáles son los aspectos legales básicos de una startup.

¿Sabemos qué son las Startups?

Según Steve Blank, uno de los más conocidos expertos sobre emprendimiento en Silicon Valley y, autor del libro El Manual del Emprendedor, una «startup» puede definirse como «organización temporal centrada en la búsqueda de un modelo de negocio repetible y escalable«.

Así, no todo lo que actualmente denominamos «startup» entraría dentro de ese concepto. Ahora bien, nos encontremos o no ante una startup, lo cierto es que cuando iniciamos cualquier proyecto empresarial (sea de base tecnológica y con un componente innovador o más tradicional), estamos «emprendiendo».

La RAE define «emprender» como: “Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierra dificultad y peligro” y «emprendedor/a» como: “que emprende con resolución acciones o empresas innovadoras”.

Emprender nos obliga a tener que tomar decisiones y a actuar;  ¿Qué producto o servicio ofreceré al mercado?, ¿Cuál es mi público objetivo?, ¿Cuál es mi modelo de negocio? Son algunas de las innumerables cuestiones que tendrá que decidir el emprendedor, y en su caso, rectificar.

Los aspectos legales forman parte de ese conjunto de decisiones a las que se enfrentará todo emprendedor o startup, siendo fundamental contar desde los inicios con asesoramiento jurídico experto que aporte valor al proyecto.

A modo de adelanto os dejo una infografía realizada desde QUINTA LEGAL en la que podéis observar cuáles son las principales cuestiones jurídicas desde el inicio de una startup.

Estos aspectos son igualmente válidos para proyectos empresariales más tradicionales.

guia-juridica-para-startups

En los próximos posts trataré de explicar cada una de estas cuestiones, que van desde qué forma jurídica utilizar en la startup a algunos consejos o recomendaciones ante la entrada de inversores.

Espero que os resulte de utilidad esta serie de artículos en forma de guía jurídica para startups.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *