Guía jurídica para Startups

En este Blog encontraréis una sería de posts, a modo de “Guía Jurídica para Startups”, que explican de forma ordenada y sencilla cuáles son los aspectos legales básicos de una startup. 

Antes de comenzar con nuestra Guía Jurídica para Startups convendría pararnos a analizar qué entendemos por una Startup.

Guia Jurídica para startups

¿Qué son las startups?

Según Steve Blank, uno de los más conocidos expertos sobre emprendimiento en Silicon Valley y, autor de El Manual del Emprendedor, la startup se define como una “organización temporal centrada en la búsqueda de un modelo de negocio repetible y escalable“.

Por su parte la RAE define “emprender” como: “Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierra dificultad y peligro”. Y “emprendedor/a” como: “que emprende con resolución acciones o empresas innovadoras”.

Quizá no todo lo que hoy en día denominamos “startup” o “emprendedor” encaja en esos conceptos. En cualquier caso, cuando iniciamos cualquier  proyecto empresarial (sea de base tecnológica y con un componente innovador, o más “tradicional”), estamos emprendiendo.

Emprender nos obliga tomar decisiones y a actuar;  ¿Qué producto o servicio ofreceré al mercado?, ¿Cuál es mi público objetivo?, ¿Y mi modelo de negocio? Son algunas de las innumerables cuestiones que tendrá que decidir el emprendedor, y en su caso, rectificar.

Los aspectos legales forman parte de ese conjunto de decisiones a las que tendrá que enfrentar todo emprendedor o startup, siendo fundamental contar desde los inicios con asesoramiento jurídico experto que aporte valor al proyecto.

La Guía Jurídica para startups

La Forma jurídica

Los fundadores deben determinar bajo qué forma jurídica desarrollarán la actividad (siendo habitual optar por la SL), y cómo se organizará ésta internamente

EL pacto de socios

Su suscripción desde un inicio puede evitar conflictos futuros. Atención, en caso de entrada de inversores.

La marca y otros intangibles

Las ideas no pueden protegerse, pero sí los activos intangibles. Por ejemplo, registrando la marca, mediante una patente o suscribiendo acuerdos de confidencialidad (NDAs),

Protección de datos y página weB

Cumplir con la Privacidad, los requisitos legales de la Web, App o e-commerce, etc.

Otros aspectos legales

Como cumplir con las exigencias Contables, Fiscales o Laborales. O el contenido de los contratos con clientes o proveedores.

La entrada del inversor

Los socios deben comprender en qué consiste un acuerdo de inversión y qué solicita el inversor y las consecuencias para los fundadores (dilución, pérdida de control, etc).

Desde QUINTA LEGAL hemos realizado una infografía en la que podéis observar cuáles son esas cuestiones jurídicas a tener en cuenta desde el inicio de una startup.

Necesitas asesoramiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.