El concurso consecutivo

Las personas físicas que pretendan la exoneración judicial de sus deudas (Ley de la segunda oportunidad), tras intentar un acuerdo extrajudicial de pagos, deberán pasar por un concurso de acreedores.

Actualización del post sobre el concurso consecutivo.

¿Qué es un concurso consecutivo?

El concurso consecutivo, en el ámbito de la ley de segunda oportunidad, es un procedimiento judicial de concurso de acreedores de una persona física, que se inicia ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores. 

La Ley de la Segunda Oportunidad y sus requisitos

Por tanto, quienes pretendan acogerse al mecanismo de la Ley de segunda oportunidad (denominado beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho), deberán necesariamente pasar por este procedimiento judicial de concurso.

Las fases de la Ley de la segunda oportunidad:

El acuerdo extrajudicial como paso previo al concurso consecutivo.

Generalmente, antes de acudir al concurso de acreedores la persona física, si cumple los requisitos para poder hacerlo, intentará un acuerdo extrajudicial de pagos con sus acreedores.

El acuerdo extrajudicial de pagos lo explico en este post.

El acuerdo extrajudicial de pagos y la segunda oportunidad

El AEP consiste en un proceso de mediación con los acreedores en el que se busca reestructurar la deuda. Es decir, pactar unas nuevas condiciones de pago asumibles por esa persona que le permitan superar esa situación de insolvencia.

El concurso consecutivo para conseguir la exoneración de las deudas.

Cuando no es posible el acuerdo, el siguiente paso para la persona física que pretende acogerse al mecanismo de la ley de segunda oportunidad, será iniciar un concurso de acreedores (concurso consecutivo).

¿Dónde se tramita el concurso consecutivo?

–  Si es persona física no empresaria, en el Juzgado de Primera Instancia de su domicilio.

–  En caso de empresaria el Juzgado de lo Mercantil.

El nombramiento de un administrador.

En el concurso consecutivo el Juez, al declarar el concurso, nombrará un Administrador Concursal (que normalmente será el mediador designado en la fase extrajudicial).

En el caso de persona no empresaria directamente a liquidación.

Cuando el concurso es de una persona natural no empresaria, éste se inicia directamente en fase liquidación.

La liquidación comporta, como su nombre indica, la venta de los bienes de la persona en concurso (nos referimos a vehículos, inmuebles, etc), para obtener dinero con el que pagar a los acreedores.

Cuando no existen bienes que liquidar, o su valor no ha sido suficiente para cubrir todas las deudas, entra en juego el mecanismo de la Ley de segunda oportunidad, conocido como  beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI).

Corresponde al Juez del concurso determinar si la persona cumple los requisitos exigidos en la normativa concursal para su concesión.

En este post explico cuáles son los requisitos.

El beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho

¿Necesitas más información sobre la segunda oportunidad? Puedes contactar conmigoescribirme a jraul@quintalegal.com.

1 Comment El concurso consecutivo

  1. Pingback: Los alimentos en el concurso de persona física | El Blog de J. Raúl Fernández. Abogado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.