¿Qué es un concurso exprés?

El concurso exprés (o express) se produce cuando el Juez, ante una insuficiencia de patrimonio del concursado, acuerda la conclusión del concurso en el mismo Auto de declaración.

Actualización post sobre el concurso exprés (o concurso express).

concurso exprés

¿Qué es un concurso exprés?

Cuando hablamos de concurso exprés (o express) nos referimos a un concurso de acreedores, en el que el Juez declara la conclusión del procedimiento en la misma resolución en que lo inicia (el auto de declaración de concurso), al constatar que el  deudor (el concursado) carece de patrimonio para cubrir los gastos del procedimiento.

Con ello se pretende evitar que el concurso solo sirva para generar más deuda al concursado.

¿Cuáles son los requisitos del concurso exprés?

El concurso exprés se regula en el art. 470 del nuevo Texto refundido de la Ley Concursal:

El juez podrá acordar en el mismo auto de declaración de concurso la conclusión del procedimiento cuando aprecie de manera evidente que la masa activa presumiblemente será insuficiente para la satisfacción de los posibles gastos del procedimiento, y además, que no es previsible el ejercicio de acciones de reintegración o de responsabilidad de terceros ni la calificación del concurso como culpable.

Como vemos, los requisitos para poder tramitar el concurso exprés son:

(1º)  que el patrimonio del concursado sea insuficiente para satisfacer los gastos del concurso

(2º)  no sea previsible el ejercicio de acciones de reintegración, de impugnación o de responsabilidad,

(3º) ni la calificación del concurso como culpable.

El Juez del concurso, en el momento de admitir a trámite la solicitud de concurso, deberá valorar si concurren o no estos requisitos.

Para determinar si el patrimonio permitirá atender los gastos concursales se deben excluir los bienes afectos a privilegios especiales, como una hipoteca (que sólo se computarán en la medida en que su valor supere el crédito que garantizan). Tampoco se tomará en consideración bienes embargados en un procedimiento administrativo o laboral que no sean necesarias por la continuidad del negocio.

En cualquier caso, la decisión de concluir el concurso puede ser recurrida mediante recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

El concurso express de la persona física.

Puntualizar que, cuando aludimos al concurso exprés, no solo nos estamos refiriendo al concurso de acreedores de una persona jurídica.

En el caso del concurso exprés correspondiente a una persona física (o «persona natural» en los términos del TRLC), la cual previsiblemente intentará acogerse al mecanismo de ley de la segunda oportunidad, el Juez sí que tendrá que designar un administrador concursal.

Así lo prevé el art. 472 del TRLC.

1. Si el concursado fuera persona natural, el juez, en el mismo auto que acuerde la conclusión, designará un administrador concursal que deberá liquidar los bienes existentes y pagar los créditos contra la masa siguiendo el orden establecido en esta ley para el supuesto de insuficiencia de masa.

2. Una vez comunicada al juzgado la finalización de la liquidación, el deudor, dentro de los 15 días siguientes, podrá solicitar la exoneración del pasivo insatisfecho ante el juez del concurso, siendo de aplicación la tramitación, los requisitos y los efectos establecidos en esta ley.

¿Necesitas asesoramiento sobre el concurso de acreedores exprés? Puedes contactar conmigoescribirme a jraul@quintalegal.com.

Sobre la Segunda oportunidad:

La Ley de la Segunda Oportunidad y sus requisitos

En este post se explica el concurso de acreedores.

El concurso de acreedores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.